Somos trabajadores

Somos trabajadores

El movimiento obrero es un movimiento político en el que los trabajadores asalariados se asocian, «temporal o permanentemente, con fines profesionales o también políticos, pero siempre en función de su naturaleza obrera», es decir, de su condición de «persona que vende su fuerza de trabajo a otra, llamada capitalista, que posee los medios de producción y que es también dueña de los bienes producidos». Los orígenes del movimiento datan del siglo XIX, con el desarrollo del industrialismo. En este contexto existía una fuerte degradación de las condiciones de vida de los trabajadores: aumento de la jornada laboral, pérdida salarial, generalización del trabajo infantil y femenino, negación ante la ayuda económica para enfermedades, paro forzoso o vejez, etc. Para combatir esto fue necesario producir una respuesta desde abajo, lo que se tradujo en el nacimiento de los sindicatos para incidir en tales situaciones y mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Desde entonces la lucha obrera no ha cesado y hoy en día sigue siendo indispensable, ya que se están perdiendo muchos de los derechos conseguidos por la clase obrera. Aunque estamos ya en el siglo XXI hay voces que avisan: "Estamos volviendo a las condiciones de trabajo del siglo XIX, que es a lo que apunta el proyecto neoliberal". Que esto no ocurra es responsabilidad de todos, por ello os pedimos que apoyéis la lucha, denunciéis irregularidades, participéis, os informéis y que no aceptéis condiciones que mermen los derechos de los trabajadores. Apoya la lucha obrera ¡afiliaros!